La sequía afecta la realidad productiva de muchas economías regionales

La Confederación Intercooperativa Agropecuaria (CONINAGRO), publicó un relevamiento de las 19 economías regionales monitoreadas por su área de Economía.

El denominado “Semáforo de Economías Regionales” de CONINAGRO, busca simplificar la complejidad y heterogeneidad de la producción en el campo hacia una herramienta visual de análisis.

El relevamiento refleja que el 57% de las economías regionales relevadas por la entidad están en crisis o con signos de crisis. “La sequía aún afecta los volúmenes de producción en varias economías regionales y que la demanda interna es baja”. En tanto, sostiene que “los costos cambiaron su tendencia y se estancaron”, y al mismo tiempo complementa informando que “la exportación tiene precios bajos en pesos” y que se registra una “alta volatilidad de precios internos”

A su vez, un productor cooperativo de Mendoza y presidente de la asociación de Cooperativas Vitivinícolas (ACOVI), Fabián Ruggeri, comentó sobre la compleja actualidad del sector: “la vitivinicultura es una economía regional que está en una etapa de crisis por una cuestión, especialmente, vinculada a inclemencias climáticas, como heladas y granizos y en algunos casos también sequía. Esta fue la cosecha más baja de la que se tenga registro en la historia de la vitivinicultura, donde además de la baja en el volumen de producción, estamos preocupados por los stock”.

“En un principio creíamos que íbamos a tener falta de stock y ahora vemos que puede haber sobre stock debido a la abrupta caída del consumo de vino, tanto a nivel nacional afectado por la macroeconomía y la falta de dinero en los bolsillos de la gente, como en el plano internacional por el dólar atrasado y la falta de convenios de comercialización. Debemos tener en cuenta que estamos afectados por una plaga que se llama lobesia botrana y estamos gestionando a nivel nacional, provincial e interinstitucional, fondos para erradicar esta plaga cuarentenaria”, agregó.

Finalmente, Ruggeri indicó que “en el sector se están comenzando las tareas de poda, que es el primer paso del ciclo agrícola de la vitivinicultura y más allá del escenario adverso lo vamos a comenzar con todas las ganas y fuerzas que tenemos los productores del campo argentino”.

Por su parte, Lucas Magnano, consejero de Coninagro y productor de Santa Fe, reflexionó acerca del panorama en la ganadería afectada por la sequía: “los impactos de la sequía pueden ser de manera multifactorial. Primero se vio y todavía se está viendo una oferta muy grande de animales, tanto sea gordo hasta invernada, lo que hace que los precios lateralicen o tiendan a bajar. Probablemente también existe un excedente muy grande de vacas, y lo que puede suceder en el mediano o largo plazo algún tipo de recorte en la cantidad de destete porque el servicio de este año no va a ser lo mismo que el de años anteriores donde las precipitaciones y el clima más o menos ha acompañado en este año, pero tuvimos hacia finales de servicio días muy cálidos y los calores de marzo y la falta de precipitaciones han afectado mucho, lo que nos lleva probablemente a una parición no tan buena para este año, lo que va a repercutir de aquí al año que viene o al otro”. Fuente CONINAGRO

 

Escort France kaszinok online Rtp slots